Publicaciones de la categoría: Sexualidad

¿Qué es la sexualidad?

¿Qué es la sexualidad?

Si deseas aprender sobre tu sexualidad,  y comenzar a involucrarte en tu bienestar, esta nota es para ti

La sexualidad es, fundamentalmente, el motor de nuestra vida desde el día que nacemos hasta el instante antes de nuestra muerte.

Por eso es que la sexualidad no está circunscripta a un intercambio físico con otro u otros, sino a un encuentro emocional que permite la integración personal.

Comunicar nuestros gustos, necesidades, fantasías, nos acerca al otro y nos hace crecer a nosotros.

Así es que demanda ser cuidada. Mejorarla mejora también nuestra calidad de vida y nuestra salud. El derecho a informarnos, reflexionar acerca de ella y explorar nuestras posibilidades, debe ser ejercido y facilitado por la comunidad a lo largo de todo el proceso de vida, desde la infancia hasta la adultez mayor.

Si concientizamos nuestro sistema de valores sexuales y nos preguntamos acerca de él, y tal vez hasta lo replanteamos, comprenderemos que el ejercicio de la sexualidad es un derecho.

Esto nos llevará a poder decidir libremente los caminos para reconocer nuestra capacidad sensitiva y la del otro en cada momento de nuestra vida; decidir la planificación de nuestra familia desde la adolescencia, apropiándonos de la función reproductiva de la sexualidad, apropiarnos de nuestra vida, ser solidarios y respetuosos con la vida de los otros…

La sexualidad nace con nosotros. El cachorro humano llega al mundo en situación de absoluta indefensión, y allí es recibido por un adulto.

Lo primero que nos dan es el alimento, pero con él –inmediatamente- llegan las caricias, las miradas, el cuidado del cuerpo.

A partir de ese momento, a partir de que alguien nos espera y nos recibe en este mundo, allí -con nuestro primer vínculo social-, ya somos seres sexuados, ya comienza a desarrollarse nuestra sexualidad.

El reflejo de la succión en el bebé es el primer vehículo que facilita el contacto sexual con otro, con su madre o quien realice esa función. Con la succión llega el ingreso del alimento, la leche, su tibieza, el primer recorrido por el esófago serán las primeras fuentes de placer para el recién nacido, las que recibirá con miradas, caricias y mimos de un adulto de su misma especie.

De allí hasta la conformación de la sexualidad del adulto, recorrerá varias etapas, cambios, modificaciones a través del desarrollo del cuerpo, del devenir de la conformación psíquica, de la determinación del entorno familiar, de la influencia de entorno social …

Nos encontramos hoy nosotros, jóvenes o adultos, siendo “un todo”, una unidad.

Parece simple y sencillo al enunciarlo así, ya que de hecho así lo vivimos cotidianamente… sin embargo la comprensión de la sexualidad como una resultante de la relación de factores biológicos, psicológicos y sociales resulta una empresa compleja y fascinante.

La sexualidad se va estructurando desde antes del nacimiento a través del deseo de nuestros padres y el inicio de nuestra conformación orgánica, y forma en la adultez, parte de la personalidad en general.

La capacidad de sentir placer, de conectarse con la vida y la cotidianeidad con satisfacción y alegría tiene estricta relación con una sexualidad saludable. Los factores estresantes del entorno en el que vivimos, influyen de manera determinante sobre nuestra vida sexual.

La genitalidad es una parte de la sexualidad en general, importante para la estructuración de nuestro equilibrio psíquico, pero no exclusiva.

La expresión de la sexualidad compendia en cada acto mucho más que la sumatoria de aspectos biológicos, familiares, psíquicos y sociales, aspectos que no son más que partes de un todo que somos los humanos, en donde el resultado (nosotros) es más que la suma de sus partes.

Entonces dijimos :

Factores Biológicos
Factores Familiares
Factores Psicológicos
Factores Sociales

determinan la sexualidad.

Los factores biológicos en primer lugar, tienen relación con el núcleo sobre el se va a construir la sexualidad : nuestro cuerpo en su condición de soporte de nuestra vida constituye el “sexo biológico” que determina el “sexo legal” del recién nacido, los que nos hace mujer o varón de la especie humana y es el soporte de nuestra condición de ciudadanos.

Sin embargo somos mucho más que un cuerpo, aunque sin él nada podríamos ser.

La familia y el contexto social aparecen “escoltando” los factores psicológicos, por ser la familia el primer determinante del psiquismo humano; y lo psíquico el mediador con el contexto social al que las personas ingresamos. Así se constituye el sexo psicológico y el sexo social.

Los modos de manifestarse de la sexualidad, siempre deben ser tomados en un contexto social determinado. Cada época, cada lugar, determinan conductas sociales aceptadas o no, consideradas saludables o aberrantes.

El sexo psicológico y el social irán estructurándose en cada persona en una identidad sexual acorde o no con los elementos del sexo biológico y legal.

La IDENTIDAD DE GENERO es la particular forma en que cada cual se ve a sí mismo como varón, mujer o ambiguo.

La IDENTIDAD DE ROL es la forma en que cada cual se expresa como varón, mujer o ambiguo frente a los demás.

En nuestra cultura existe un SEXO OFICIAL : MONOGÁMICO, HETEROSEXUAL y REPRODUCTIVO. Por ende toda conducta no contemplada en estos tres parámetros, o los momentos de la vida que ya no permiten cumplir con alguno de ellos, se aleja de la norma.
Hoy encontramos otros modos de la sexualidad que aparecen como “tolerados” socialmente, pero de ninguna manera se encuentran a la misma altura que el que denominamos “sexo oficial”.

La homosexualidad, el lesbianismo, la transexualidad, la sexualidad en la adultez mayor, son situaciones aún resistidas de la sexualidad humana.

Informacion Recopilada en:
http://www.enplenitud.com/nota.asp?articuloid=8023

Consejos para extender la duración de sus encuentros amorosos

Consejos para extender la duración de sus encuentros amorosos

Espera durante todo el día el momento de encontrarse con su mujer, pero al hacerlo, se da cuenta de que todo terminó al cabo de unos pocos minutos. En este articulo, le contamos cuales son las posiciones que ayudan a evitarlo.

¿Se ha cansado de perder el control cada vez que hace el amor con su mujer? ¿Desea descubrir una posición sexual que le permita mantenerse enérgico y con una buena sensación al hacerlo, para así poder extender el tiempo de su relación sexual? Bien, hoy va a ser un día muy feliz para muchos hombres, que estaban buscando estas respuestas por todos lados.

No tendrá que oír complejas respuestas, ni tendrá que efectuar cambios drásticos; ahora, puede satisfacer todos sus deseos sexuales sin temer que el final sea un verdadero sufrimiento, o, aún peor, que los problemas por tener en la cabeza el “prolongar” el acto, surjan a poco de comenzar la relación.

Tenga presente que toma más de una posición sexual el ayudarse a tener un rendimiento más largo. En primer lugar, necesita tener una mente en estado positivo. No busque constantemente una posición ideal que no pueda llegar a realizar. En donde más posibilidades tendrá, será en aquello que usted crea poder.

Si tiene cierta clase de problemas médicos, como por ejemplo la disfunción eréctil, es muy probable que estas sugerencias no funcionen con usted. Sea realista y consiga un profesional lo antes posible para optimizar su vida sexual.

Entrar en el juego de la diversión sexual puede ser aún más divertido que el sexo real en sí mismo. Empiece con las caricias estimulantes. ¿Después de todo, cuando fue la última vez que usted oyó a su mujer diciendo “él besa mis labios y va hacia abajo de la misma manera?

Disfrute del tiempo que pasa junto a su pareja, y pare de concentrarse solo en el sexo concreto, porque probablemente le esté causando más nervios que satisfacciones, y podría hacer que ella prefiriera…. Haga una experiencia total con el cuerpo, no piense solo en un pene o una pagina.

No sea tímido: no lo era al descubrir que la orina salía de su pene, y no tiene por que serlo ahora, para hacer nuevos descubrimientos. La masturbación no es una cosa solo de la adolescencia, y sirve para mucho más que para auto otorgarse placer.

Frótese ligeramente y calcule en qué punto siente que va a eyacular, para aprender cómo mantener su erección y evitar “incidentes” prematuros. También, puede conocer mejor el punto en donde mejor se siente, antes de llegar al final del climax sexual. Manténgase en ese punto todo el tiempo que le sea posible, y solo entonces déjese llevar.

Antes de que nos zambullamos en el tema de las posiciones, tenga presente que lo que mejor funciona para uno, puede no funcionar para otros. La cuestión fundamental es el ensayo y el error, junto con el pensamiento positivo.

El misionero

La clásica posición del misionero, con el hombre encima de la mujer acostada boca arriba quizás no sea la más explosiva de las posiciones sexuales y, puede incluso no ganar el premio como “mejor posición en un dormitorio”. Pero, no obstante, es una de las más provechosas para los hombres que desean prolongar el coito.

Al hablar de coito, se puede hacer referencia también al coitus interruptus, que tiene que ver con retirar su pene de la vagina de su compañera, antes de la eyaculación, y lograr contenerse. Luego, puede volver a insertar su pene y continuar con el coito, haciendo la relación más duradera.

“Uno sobre el otro”

Otra gran posición que ayuda a la mayoría de los hombres a ampliar el tiempo de su relación sexual es la de “sentarse sobre el otro”. Usted se sienta con sus piernas cruzadas, y ella se sienta encima y frente a usted, haciendo lo mismo.

Lo bueno de esta postura, es que usted puede masajear suavemente la espalda de su compañera, acariciarle los hombros, y acariciar sus pechos con facilidad. También, ella puede morder su cuello o acariciar su espalda mientras que ambos gozan de un creciente deseo sexual.

Cuando se acostumbre a esta postura y tenga un adecuado control de su cuerpo, puede empezar a ponerse en cuclillas hacia arriba y hacia abajo, mientras ella utiliza las manos para balancearse en sus rodillas.

Ella encima

Aunque algunos hombres pierden control de sí mismos, pensando que no tienen ningún dominio cuando la mujer se pone encima de ellos, muchos encuentran muy confortable que la mujer se mueva hacia atrás y hacia adelante (antes que hacia arriba y hacia abajo).

Permitir que ella tome el control de la situación, puede también ayudarle a concentrarse en mantener la eyaculación contenida.

Una vez que todo esto se convierta en un juego de niños para usted, se puede intentar que la mujer se pongan en cuclillas sobre usted. Pero tenga sabido que, probablemente, esta postura lo haga perder el control mucho más rápidamente.

Esto es porque la vagina de su compañera tiende a abrazar su pene más firmemente, y sus órganos genitales y el suyo son las únicas dos piezas del cuerpo que están en contacto.

“De costado”

Esta postura está generalmente reservada para el sexo matinal. Con ella de espaldas a usted, levante una de las piernas de ella para poder alcanzar el contacto sexual.

Aunque la sensación inicial puede ser algo “apretada”, si usted se apoya bien en la cama la sensación llegará a ser más confortable. Muchos hombre pueden controlarse y pasar bastante tiempo en esta posición.

Muévase lentamente y no apresure las cosas. Estar excesivamente excitado no le hará nada bien, así que mantenga las cosas en calma y haga todo de forma lenta y constante. La impresionará con su capacidad de controlarse.

Obviamente, estas posiciones no serán maravillosas para todos, pero serán definitivamente trascendentes para muchos. Recuerde, si usted tiene un problema sexual, vea a su doctor puntualmente y no juegue el juego de la negación.

Informacion Recopilada en:
http://www.enplenitud.com/nota.asp?articuloid=3328

No mientas en la cama, haz algo

No mientas en la cama, haz algo

Muchas veces la rutina y las preocupaciones a lo largo de la vida atentan contra la vida sexual. Y hombres y mujeres lo viven de diferentes formas. Esté atento a las necesidades del otro y ayúdelo a recuperar el placer de la sexualidad.

os hombres parecen imposibles de complacer. La mayoría de ellos son niños grandes, y por eso es justo alejar algunos deseos.
Pero de las mujeres, también hay que admitirlo, los hombres se quejan todo el tiempo. Ellos dicen que algo se ha perdido en el dormitorio. Que ya no es lo mismo, que lloriquean o que no les interesa nada más. Que desean que sus esposas quieran tener sexo otra vez.

Ahora, veamos cómo pueden ser los hombres . Es comprensible que muchos de ellos aún quieran llevar a cabo sus imposibles fantasías adolescentes, pero antes de que su hombre la llame una de estas noches, dése un momento para pensar en algunas cuestiones. Y no se preocupe, habrá algunas palabras para decirle a los hombres también.

Pero primero, este problema común tiene algunas causas habituales. El más simple es el tiempo. Después de un tiempo, el sexo se vuelve rutinario. Lo disfrutamos, pero también disfrutamos viendo una reposición de una vieja serie en televisión. A menudo la pasividad le gana a la pasión. Además, por supuesto, las mujeres tienen que afrontar otros cambios en su vida –los hijos, la menopausia, etc.-. Todos esos acontecimientos producen una disminución de la libido en las mujeres. No es su culpa, simplemente ya no están tan interesadas como antes.

La rutina y la pérdida del apetito sexual pueden ser combatidas a través de un retorno a lo simple. ¿Qué es lo que su hombre quiere? ¿Qué es lo que disfruta en el dormitorio? Cuando usted comenzó a hacer el amor ¿qué fue lo que hizo que lo volvió loco?

Las desigualdades se deben a que las cosas han cambiado, pero el tiempo que ha transcurrido entre sus primeros encuentros sexuales y los últimos nos ha hecho olvidar cómo disfrutarlos.

Hacer el amor supone una decisión. Tenemos que entrar al dormitorio queriendo complacer a nuestros compañeros. Los hombres no quieren una mujer simplemente tendida en la cama hasta que ellos lo decidan. Los hombres quieren sentirse queridos y deseados mucho más que las mujeres, y el camino para mostrarle eso a un hombre es su participación en la cama. El tiempo en la cama no es para dormir, es para ejecutar.

Sin embargo, los hombres no piensan que su compañera sea la única que necesita dar forma a su compromiso en hacer el amor. Una vez que su pareja ha perdido el interés por alguna razón, ellos a menudo dejan de buscar el complacerlas en forma deliberada, y se enfocan sólo en su propio goce. El resultado: un círculo vicioso que terminará haciendo que ella tenga menos interés aún en el sexo.

Pero las mujeres pueden decírselo, muchachos. Ellas saben cuando un hombre está solamente enfocado en su orgasmo y no en brindarles placer. Vayan al dormitorio habiendo hecho la elección de complacerlas. Si ambos se deslizan entre las sábanas listos para seducir y complacer al otro, seguramente la mujer encontrará que su deseo retorna.

A medida que crecemos, los cambios aparecen y la cantidad de responsabilidades crece, y el sexo se convierte en una rutina. Necesitamos recordar cómo podemos sentirnos, y que podemos sentirnos mejor sólo si prestamos atención a lo que hacemos y a las necesidades del otro. Si olvidamos cómo complacer al otro, entonces ambos miembros de la pareja deberán decidirse a enseñárselo al otro nuevamente. Esto puede resultar muy divertido.

Mujeres, el sexo no es complacer a su pareja con la presencia pasiva en la cama, como si se tratará de un trámite. Eso hará crecer el resentimiento.
Y, caballeros, si notan esta actitud en su compañera, hagan algo al respecto. Ambos necesitan tener la responsabilidad del placer del otro. El sexo nunca debe ser pasivo. El sexo es una actividad. Conlleva atención. Al darlo, ambos se encontrarán a sí mismos en un final de placer recibido.

Informacion Recopilada en:
http://www.enplenitud.com/nota.asp?articuloid=5420

La pasión sexual no se termina…sólo se esconde

La pasión sexual no se termina…sólo se esconde

 

Muchos años de matrimonio, el cansancio de un día agotador, la rutina… todas excusas habituales para justificar la falta de deseo sexual que sufrimos después un tiempo de convivencia y que no hace más que frustrar ciertos aspectos importantes de la vida de la pareja.

Sin embargo, existen formas de reiniciar la pasión perdida, y volver a ver al otro como se lo veía antes.
Pero, fundamentalmente, volver a sentir al otro, como se lo sentía antes.

El llegar después de una jornada de trabajo al hogar, debe suponer un momento placentero y de relajación.
Un buen baño con sales y espuma con agua tibia, puede ser una excelente ayuda para iniciar un momento erótico, ambientándolo con esencias y fragancias orientales.
Pero para ello, existe una condición muy importante: disfrutar del propio cuerpo, conocerlo.

Mas allá de las condiciones físicas, la mujer debe quererse a si misma y saber que si lo hace, su pareja lo disfrutará mucho mas.
Antes de entrar al cuarto, siempre es bueno masajearse un poco con aceites o cremas especiales y estimular todos los sentidos propios.
De los ajenos, se encargarán las fragancias (una vez que se acostumbre, sabrá cuáles le gustan a su pareja). El único tabú debe ser la timidez.

El ambiente es fundamental para crear el clima erótico. Un poco de música romántica. El saxo es sinónimo de pasión y los acordes de guitarra son romanticismo.
Cada uno conoce su propios gustos y los de su pareja, lo demás son velas o inciensos, o hasta incluso tules o sedas acomodadas sutilmente sobre la cama o los muebles.

Parte de la creación de una nueva sexualidad, es el recuerdo de los momentos inolvidables.
Siempre es apasionante, traer a la memoria, aquellos tiempos de pasión desenfrenada y relatarlos como si se los estuviera viviendo. Eso hará revivir el deseo y sentirse como si nada hubiera cambiado.
Al mismo tiempo, comenzar a acariciar al otro en donde uno sabe que le gusta y hacer todo suavemente, sin prisa, pero sin pausa.

El desvestir al otro es el acto erótico mas fuerte previo a hacer el amor. Hacerlo con todo el cuidado del mundo y disfrutar del momento.

Las caricias son el idioma del amor, no hay por qué apurarse ni estar inseguro al hacerlo. Si no se sabe, mejor es preguntar.

Una vez erotizados, y mientras se hace el amor, no hay una meta sino un final.
La meta es disfrutar y hacer disfrutar, y cuanto más tiempo dure este momento, mejor es para la relación y para el recuerdo, que siempre es un buen inicio de una próxima noche de amor.

No importan las edades, ni las rutinas…no importa el cansancio ni el acostumbramiento.
No hay excusas si en realidad se quiere volver a sentir la pasión que parece perdida. Siempre hay forma de recuperarla, porque siempre está ahí…solo hay que saber encontrarla.

Informacion Recopilada en:
http://www.enplenitud.com/nota.asp?articuloid=1365

Técnicas para mejorar el rendimiento sexual masculino

Técnicas para mejorar el rendimiento sexual masculino

 

Mediante una serie de ejercicios simples se puede lograr el control de la eyaculación, lo que hace al sexo más placentero para la pareja.

Cuando los sabios Taoístas se cuestionaban acerca de los aspectos debilitantes del atontamiento post-eyaculatorio, ellos estaban buscando mejorar su salud preservando su energía, o sea, su esperma. La respuesta fue practicar sexo sin eyaculación, y la clave pasaba por el control.

El músculo pubococcígeo situado cerca de la próstata es el mismo que se usa para empezar o terminar de orinar. En la medida en que este músculo toma fuerzas el hombre tiene más control sobre su momento de éxtasis.

El primer ejercicio para iniciarse en esta práctica es detener la orina en medio del proceso. Esto puede producir una pequeña punzada o un hormigueo al principio, pero luego de un tiempo esta tarea (aunque suene desagradable), se vuelve fácil de realizar. También se recomienda colgar una toalla sobre el pene erecto y hacer ejercicios subiendo y bajándola.

El próximo paso consiste en entrenar la circulación de la energía por todo el cuerpo para canalizarla en su destino obvio, la intensa energía genital. Se debe aprender a canalizar la energía con respiraciones profundas, abdominales, soportando la necesidad de eyacular y dispersando la estimulación por el cuerpo.

El sexo comienza en la mente. La mejor elección es conseguir una compañera con quien pueda tener un alto grado de confianza y pasión, de lo contrario nada de esto es útil.

Con solo ejercitar estas dos técnicas (hay muchas más) sentirá una marcada mejora en su vigor y por lo tanto en su auto-estima.

Informacion Recopilada en:
http://www.enplenitud.com/nota.asp?articuloid=220

Sexo Diferente entre Trabajadoras y Amas de Casa

Sexo Diferente entre Trabajadoras y Amas de Casa

 

“Hay una diferencia abismal en el comportamiento sexual de las mujeres que trabajan y las amas de casa”, dice un experto en investigaciones relacionadas con el sexo.

A través de recientes estudios realizados por el Dr. Samuel Janus, Profesor clínico asociado de Medicina y Psiquiatría del Comportamiento, de la Universidad de Virginia (USA), se comprobó que es muy marcada la diferencia entre lo que piensan y cómo actúan con relación al sexo las mujeres que trabajan y las amas de casa.

Las mujeres que trabajan son sexualmente mucho más activas que las amas de casa, debido a que están acostumbradas a acometer con más dinamismo sus labores en el competitivo mundo de hoy para poder triunfar.

Como resultado, desarrollan un temperamento más agresivo, son más decididas, y le expresan a sus maridos o pareja, sin inhibiciones, qué quieren en la cama y cómo lo desean.

Sin embargo, las amas de casa sienten mucha ansiedad a la hora de hacer el amor, porque se preocupan más por satisfacer sexualmente al marido, con tendencia a sentirse insatisfechas ellas, considerando más importante el disfrute de su pareja.

Las mujeres que trabajan fuera de la casa tienen más orgasmos y ven el sexo como una recompensa al trabajo.

Además, consideran que hacer el amor es una actividad que debe ser compartida. A partes iguales, por los dos miembros de la pareja.

Las mujeres que trabajan no necesariamente tienen que casarse para ser felices, mientras que la felicidad para las que permanecen en el hogar gira en torno del matrimonio y de la familia.

Las amas de casa son menos propensas a la espontaneidad sexual, son más tradicionales y tienen más en cuenta las creencias religiosas a la hora de actuar en su vida íntima.

Las profesionales prefieren experimentar técnicas sexuales y explorar sus fantasías.

Recuerda que todas éstas son generalidades, y no quiere decir que este patrón de comportamiento sexual sea el mismo para todas las mujeres. Y tú, ¿qué opinas?

Fuente: http://www.mujerbonita.com/ve

Informacion Recopilada en:
http://www.enplenitud.com/nota.asp?articuloid=559

CRITICA

No voy encontra de la investigacion que hizo esta persona, pero por primera vez en un articulo de que no sea de mi autoria no estoy tan de acuerdo con lo que menciona, si cierto mucho tiene que ver lo del trabajo y ama de casa mmmm la verdad lo dudo, ya que el apetito sexual (ESTA FRASE ME RECORDO A UNA GRAN AMIGA) se da por la comunicacion y la imaginacion, si esta persona hizo esta encuestas o test a personas que no tiene buena comunicacion tanto sentimental o sexual, claro que arojara este resultado, pero la verdad es muy dificil encontrar parejas de esta forma ya que por la forma de vida que llevan no se los permite ( o sera que no quiere, tener es tipo de platicas) pero como aclara el autor SON GENERALIDADES Y ES SOLO UN PATRON

El placer del sexo oral

A cualquier hora y lugar, discreto, intenso y sórdido, el sexo oral es la práctica favorita de muchos hombres y mujeres. Aunque algunos lo encuentren repulsivo, según algunos sexólogos: “todas las personas en algún momento de su vida lo han hecho”.

Aunque se suele pensar que la mujer es la más renuente a poner el pene en su boca por una cuestión de higiene y principios, algunos hombres también muestran resistencia hacia la vagina por cuestiones de higiene y/o porque no tienen idea de cómo estimularla.

 

Y en parte tienen razón de sentirse inseguros: el sexo oral es un arte, escapaz de brindar un placer inigualable, incluso superior al del pene.

La boca es muy poderosa, gracias a que puede realizar múltiples movimientos, a diferentes intensidades, ritmos y frecuencias, ningún vibrador se le compara.

A esto se suma la temperatura de la boca, la calidez y versatilidad de la lengua, el contacto con los dientes y la estimulación de las manos, resultado: un placer extraordinario que en los hombres se llama felación y en las mujeres cunnilingus.

Informacion Recopilada en:
http://www.femenino.info/03-11-2008/general/el-placer-del-sexo-oral#more-7992

Sexo oral y salud de la pareja

Sexo oral y salud de la pareja

Qué se debe hacer cuando a ellas no les gusta practicar el sexo oral…

 

 

El ejercicio del sexo oral es, en muchas mujeres un tema tabú. Están quienes lo han practicado y no les gusta y las que nunca lo han tenido como una práctica sexual válida. 

Lo importante más allá de gustos es que exista confianza en la pareja. Es un tema que debe ser tratado con respeto y tolerancia. Si el hombre lo pide, pero la mujer no está segura o se siente temerosa hay que tener paciencia y ver de qué manera ponerse de acuerdo en este aspecto. 

Hay que tener en claro cuál es el motivo para que la mujer se sienta reticente. Si es porque nunca lo ha hecho, porque le da pudor, si ha tenido una mala experiencia antes. 

Hay que hablarlo para encontrar la manera de comprender el por qué. Cuanto más se presione a la mujer, menos deseos tendrá de experimentar. El placer debe ser de a dos”, sostiene el sexólogo español Manuel Lazaretta.

Claves del sexo oral

La predisposición y las ganas de experimentar son dos armas que difícilmente fallen a la hora de encontrar una respuesta satisfactoria. 

Más allá de las trabas culturales, la mujer debe permitirse el experimentar el placer para luego decidir lo que le gusta y lo que no. 

Lo importante es probar hasta dar con lo que brinda excitación y solamente se puede descubrir rindiéndose ante nuevas prácticas. No se es mala mujer por querer disfrutar del sexo plenamente”, comenta el especialista.

La confianza y comunicación son muy importantes para llegar al sexo oral. 

El hombre muchas veces está apurado, y no se detiene a pensar en que una mujer necesita una relación que le brinde confianza para sentirse segura y poder libremente entregarse al encuentro erótico”, continúa diciendo Lazaretta.

El conocimiento del propio cuerpo y el de la pareja harán sentir seguridad y predispondrán positivamente. “Hay que lograr alcanzar una libertad mental, estar abierto a las nuevas propuestas sexuales sin prejuicios. 

La mujer debe estar bien estimulada por el hombre para poder disfrutar y para que sienta deseos de explorar más”, opina el sexólogo.

A partir de los treinta y cinco años, la mujer comienza a tener inhibiciones con su propio cuerpo que puede llevar a que sus encuentros sexuales se limiten. 

Este fenómeno es otro factor que la pareja debe tener en cuenta a la hora de la intimidad. La mujer suele bloquearse mucho más rápido que un hombre en la cama, por tal motivo, el varón tiene que ser lo suficientemente astuto como para respaldar y apoyar a su pareja. 

Si hay comprensión, la mujer podrá sentirse bella y plena para querer probar nuevos juegos sexuales. El sexo oral es uno de ellos”, asegura el especialista.

Los juegos orales son parte de la vida sexual de más del 75 por ciento de las parejas. 

“El equilibrio de una pareja implica respetar al otro y si la mujer decide que el sexo oral es una práctica que no le gusta hacer, hay que respetar esa decisión. No se será menos feliz o pleno por no ejercitarla”, comenta el sexólogo Lazaretta

Consejos sobre el sexo oral

 Las caricias juegan un papel importante antes del encuentro sexual. Una mujer que siente confianza en su pareja querrá explorar todas las prácticas en donde se esconda el deseo.

 No tener miedo a pedir lo que se quiere experimentar. Las mujeres también deben aprender a pedirle a su pareja lo que desean.

 Respetar los deseos y gustos del otro.

 La higiene adecuada estimula positivamente al sexo oral. La mujer es muy sensible a los olores fuertes y suele quejarse de la falta de aseo masculino.

 Informarse debidamente de las enfermedades que se pueden contagiar al practicar sexo oral. Muchas mujeres temen ser infectadas cuando no hay motivos reales.

Informacion Recopilada en:
http://www.enplenitud.com/nota.asp?articuloid=11164

Prueba del Coeficiente Sexual

Esta prueba me parecio interesante la verdad estuve leyendola y la hice y pues sinceramente mi esposa Llaverito-mi Llaverito- digo que la tendra que realizar para saber si realemente fue esa mi calificacion o yo me subi mis calificaciones jajajajajaja…

Les dejo la prueba que es una imagen la cual esta interesante llevenal a acabo pero con sinceridad ante todo…

Prueba del coeficiente sexual

Carmita Abdo es profesora del Departamento de Siquiatría de la Escuela de Medicina de la Universidad de Sao paolo, Brasil. Ella ha creado un cuestionario que esta formado por elementos fìsicos y emocionales que se encuentran en el comportamiento sexual.Este prueba tiene la finalidad de que cada hombre objetivamente califique su vida sexual y si su desempeño es el adecuado o no, para en todo caso buscar las formas para mejorarla.  

Posteriormente la profesora dará a conocer el cuestionario sobre el coeficiente sexual de las mujeres, este cuestionario será el complemento del primero y con ello se darán los primeros pasos para que las parejas descubran si su vida sexual puede ser mejor que la que actualmente tienen.

Informacion Recopilada en:
http://www.elkiosko.com.mx/prueba_del_coeficiente_sexual.htm

EsposAmante

Leyendo essta pagina que encontre me encuentro con este articulo que la verdad no se puede negar que todo lo que esta escrito ahi es lo que un hombre desea de su pareja o esposa y se entienda un POR QUE de los hombres vana en busca de algo que puede estar en casa leanlo les va interesar y mas a las personas que tengan una relacion de años o sobre todo para personas CASADAS o en UNION LIBRE…

Esposa-amante

Frente al espejo en el salón de belleza, dos señoras platicaban; una le comentaba a la otra luego de que su amiga le dijo que su esposo tenia una amante: “yo por eso procuro que nuestra actividad sexual sea muy activa, tengo que cansarlo tanto que ni ganas le queden de tener una amante”.Al parecer todavía tenemos la imagen de que una amante es aquella que solo se enfoca en el sexo y + sexo; realmente no es así, este papel implica más que eso; se requiere de más elementos como aprendizaje, creatividad e iniciativa que muchas esposas o compañeras no conocen, los han olvidado o los han dejado de lado en su relación de pareja. 

El ser amiga, esposa y además amante es la pareja ideal para cualquier hombre; y para lograrlo se requiere del conocimiento de uno mismo, nuestra pareja y de ajustar algunos detalles en la relación.

Consejos para convertirte en la amante perfecta de tu marido:

– No limites tu relación a deberes y obligaciones; aprende a disfrutar de tu compañero y la vida juntos. No reduzcas tu forma de amarlo a un simple deber que conlleva ciertas técnicas.

– Muéstrate ante tu pareja como una mujer vulnerable pero al mismo tiempo coqueta y seductora.

– No creas que una amante es aquella que sólo se enfoca en complacer al hombre en la cama; ella además lo escucha con “atención”, platica, le cocina lo que le gusta y se arregla para él.

– La relación de pareja se debilita cuando se convierte en algo cómodo y fácil de llevar, ésta requiere de un esfuerzo continuo donde nuestra creatividad este a la orden del día; cada detalle por muy mínimo que sea aporta nuevos bríos a la relación.

– Entre más segura de ti misma estes, es menos probable que recurras al chantaje sentimental, algo que todos pero sobre todo los hombres odian.

– Se misteriosa, lentamente deja ver un poco de ti, si enseguida te muestras tal y como eres el interés se acabará muy pronto.

– No te vuelvas una esposa desconfiada, que cuestiona todo y concluye sin fundamento. Mantén una comunicación abierta con tu pareja pero no lo agobies con tus preguntas; en todo caso si tienes alguna duda, habla claro.

– El ser amante no impide que te dediques a las labores de la casa, el problema es cuando éstas se convierten en lo más importante. Piensa que los platos, la ropa y los pisos sucios ahí estarán esperándote hasta que los limpies, no se van a ir, pero tu marido quizás si.

– Encuéntrale sabor a la vida y no dejes que tus temores te derrumben, los hombres disfrutan de estar con mujeres optimistas pero también realistas.

– Tal vez después de algún tiempo de convivir con tu pareja, tu forma de amar o la intensidad han cambiado, eso es muy común porque ahora te encuentras en otra situación; lo que no debe cambiar es la idea de esforzarte todo el tiempo por ser una persona capaz de amar y a la que le guste ser querida.

Informacion Recopilada en:
http://www.elkiosko.com.mx/esposaamante.htm

A %d blogueros les gusta esto: