¿Como Tomar una Decisión?

Hay momentos en la vida en la cual te cuestionas por todo lo que has pasado y te preguntas si has tomado una buena o mala decision…

y comos aber si has tomado la correcta o no, hay muchas formas de saberlo y la mas certera es ver los frutos y sobre todo lo logros que has logrado con esa decision…

Hay momentos en la cuales has tomado una decision y quieres actuar como has decidido, pero no lo logras hacer ya que tienes una presion, unos pensares, molestias y sobre todo enojos que te acompañan en todo el tramo para realizar y actuar como has decidido…

Es ahi cuando te das cuenta que has tomado la dura decision pero la mas certera cuando tienes esas dudas, esos pensares, esas molestias y sobre todo cuando actuas en un forma incorrecta es para que aprendas que la decision que acabas de tomar no es la mas facil pero es la mas certera, pero te preguntas ¿entonces cometiendo el error es cuando aprendes? no es asi, si no que cuando has cometido esos errores y has ganado experiencia y sobre todo has aprendido de ello es cuando decides que la decision que acabas de tomar es la correcta…

y por que comento esto, en estos momentos ando en una situacion en la cual no creo poder superar tan rapido y tan facil como pensaba, nunca imagine como una palabra pueda doler tanto como lo he sentido, no es necesario contar que fue lo que realemente sucedio, si no lo que trato de decir con esta pequeña anecdota que nunca tomes una mala decision, mas bien acata la que tomes sea buena o sea mala, pero con ello aprenderas…

Tal vez no se me haga facil,pero con el tiempo aprendere como hacerlo -pero lo malo es que mientras tu aprendes , otras personas igual aprenden pero no de la misma forma si no que ellos como al igual que tu sufriendo es como lo hacen, ACLARO NO TODOS LOS CASOS SON ASI-, siempre se ha dicho, pero a veces tienes el miedo que ese tiempo ocasione heridas que no puedas reparar o no desea la tra persona que lo hagas…

Pero en todo este tiempo que ha pasado e aprendido que la decision que se tome es la que debes de acatar siendo buena o siendo mala…solo asi aprenderas…es por ello que la mejor toma de decision para mi pensar es la siguientes es…

CON LA CUAL APRENDAS Y CREZCAS…

Espero que con esta pequeña anectoda muchos de la comunidad, sepan ahora lo que realmente es tomar una decision y espero sus comentarios de como toman sus decisiones….

Nos estamos leyendo…

2 comentarios

  1. muy buena anecdota…ya que en esta vida todos aprendemos de las personas que conocemos…yo aprendi de muchas persona a tomar decisiones y sobre todo a seguirlas…sin importar lo que piensen los demas…
    muchas situaciones de nuetras vidas nos hacen tomar decisiones que cambian nuetras situaciones presentes, pero buenas o malas al final aprendemos algo…eso es SIEMPRE…
    yo agradesco a todas las personas que se han estado en mi vida por mucho o poco tiempo ya q gracias a ellas y a las situaciones q hemos vivido soy lo que soy el dia de hoy…

  2. Hola Blogueros Anónimos,
    ………………………………. La actividad más difícil para el hombre es la de pensar, seguida muy de cerca con escuchar (eso quiere decir oír con suprema atención). Para decidir es necesario pensar con claridad y sin obstáculos; luego actuar disciplinadamente. He aquí un trocito de mi vida. Estuve casado con una chica de quien yo creía estar enamorado, pero sin saberlo, bajo la influencia de las hormonas sexuales que causan ceguera temporal y selectiva. Con la chica teníamos el pacto de no tener hijos sino hasta ser dueños de la casa donde crearíamos a los niños. Como a los tres años, ella decidió descontinuar el tratamiento anticonceptivo sin decirme nada, pero yo me di cuenta que no había tomado pastillas. El cuando me di cuenta, estaba en el baño a punto de tomar la ducha, entre a la bañera y corrí el cristal. En un momento de lucidez destellante, decidí no salir del agua sino hasta tener el plan completo de lo que debería de hacer porque esa decisión tendría repercusiones emocionales y económicas el resto de mi vida, y de cualquier manera, mis planes tan preciados se corromperían por esta manipulación sorpresiva de mi amada. Abrí el chorro, y recordé la panacea universal para la felicidad. “Serenidad para aceptar todo aquello que no se puede cambiar, valor para cambiar lo que sí se puede, y sabiduría para establecer la diferencia”. A mi esposa la conocía desde la niñez, y yo soñé poder modificar su carácter, pero mientras jugaba con el jabón, reconocí lo irrespetuoso que es pretender cambiar a alguien porque no me gusto que ella pretendiera cambiarme a mí con esa manipulación, y también, me di cuenta perfectamente de lo imposible que eso es. Contra mi propia voluntad, yo había aceptado tener hijos para complacerla, pero me di cuenta que yo no me estaba complaciendo a sí mismo y que eso sería un sacrifico mortal para mi felicidad. También pensé en el pleito que se aproximaba al confrontarla con la irresponsabilidad de no tomarse las cinco pastillas, y sabía que esa contienda yo la tenía que ganar para obligarla a que se tomara las pastillas juntas. Mientras me afeitaba, María entro al baño, y aún con una mi camiseta puesta que usaba para dormir, me ofreció café y volvió a la cocina. Mientras tanto, decidí ganar el pleito pero sin pelear. Cuando regresó con un tarro de café en cada mano, se puso enfrente de mí, se paró muy rectecita, sacando ese hermoso pecho mediano y post adolescente que me enloquecía, y con su mejor sonrisa dijo, “¿Tarro o tetas?” Qué oportunidad más grande para pelear sucio, jamás se me había presentado. María era glotona y adicta al dolor de los pezones. La tome por las tetas delicadamente y la besé con amor malévolo, y la puse contra la pared Cuando María trato de pedir tiempo para asentar los tarros de café, con la rodilla le atosigué la púbera y empecé a castigar los pezones. Muy pronto empezó a temblar de los brazos y a derramar el café, yo abrí los ojos y vi el torrente de lágrimas que corría. Paré el ataque, y le recibí los tarros; los puse sobre el mostrador. Ella pedía guerra, y dulcemente acariciaba el emblema varonil. Tomé una toalla doblada, la puse sobre el retrete y con un ademan la invite a sentarse, María me vio a los ojos, sonrió bonito y dijo con diablura, “¿Te gustaría que, primero, bebiera café caliente?” Me sonreí condescendientemente y con dulzura, pero sobre la máscara, nada más. Entonces respondí, “¡Si…! Y al mismo tiempo tomate estas pastillitas que se te olvidaron”. Un tantito sorprendida nada más, dijo “Si… claro, se me habían olvidado”. Esta batalla la gane de la manera más linda e impunemente entre retrechería y vulgaridad de la más hermosa.
    Esa misma mañana hice cita con el urólogo, y dos días más tarde fui vasectomizado como dios no manda.
    .
    Esta anécdota es una de mis mejores decisiones y mejor ejecutadas de mi vida. De estos sucesos hace treinta y cuatro años, y cada vez que lo recuerdo, no tengo más que congratularme.
    .
    Ha sido un placer terapéutico hacerlos participes.
    .
    Hace tiempo que no pienso en
    .
    Felicidades,
    ……………….Cayetano ò¡~

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s